2012, el año de Rafael Pombo


3bd19ba4858b4c668b1d69aee848b134

Aunque la fecha exacta del centenario del fallecimiento del “Poeta de los niños” fue el 5 de mayo, el 2012 se declaró como “El año de Rafael Pombo” al cumplirse 100 años de su muerte, por ello, el 23 de abril del año pasado, se iniciaron las celebraciones para
acercar a las nuevas generaciones al más hermoso de sus legados: sus libros.

Rafael Pombo nació en Bogotá en el año de 1833. Realizó sus estudios de ingeniería por complacer a su padre, quien se mostraba en desacuerdo con que su hijo fuera poeta. Siendo un joven ingeniero, tomó las armas en defensa del gobierno constitucional de 1854. El único puesto público que desempeñó fue el de Secretario de la Legación en Washington, que estaba a cargo del General Don Pedro Alcántara Herrán. Cuando éste se retiró, Pombo actuó como Encargado de Negocios. Al caer el gobierno legítimo, se quedó sin ocupación oficial; pero permaneció muchos años en los Estados Unidos dedicando su vida a trabajos literarios. A esta circunstancia se deben “Los Cuentos Pintados”, pues fue contratado por la Editorial Appleton para hacer unas traducciones de las que surgieron sus libros para niños.

mn12_012

Retrato de Rafael Pombo

Luego regresó a Bogotá en donde trabajó como traductor y periodista fundando varios periódicos, entre los que se destacaron El Cartucho y El Centro. Este maestro de las letras se destacó por haber sido polifacético; fue poeta, escritor, fabulista, traductor, intelectual y diplomático. Pero especialmente ha sido reconocido por redactar cuentos y fábulas con las que creó y recreó historias en verso, las cuales se resaltan dentro de la literatura infantil hispanoamericana del siglo XIX, por su humor, desparpajo e imaginación. Pombo no sólo es el gran clásico de la literatura colombiana para la niñez, sino uno de los grandes promotores de esta modalidad literaria en el país.

La poesía siempre fue parte de su vida; pero nunca decidió publicar sus creaciones, aunque a petición de sus admiradores permitió que se anunciaran algunas ediciones.

UN BESO

Nube con nube fulminante choca:
¡esa es la tempestad!
Estréllanse una boca y otra boca:
¡esa es la muerte
o es la felicidad!
¡Dame un beso, alma mía! De esa suerte
yo ansío en tus brazos desposar la muerte
con la felicidad.

Diciembre: 1855

En su rica y elogiada producción infantil opacó otros interesantes aspectos creativos como su poema blasfemo que es un angustioso reclamo celestial: “La hora de las tinieblas”, poema que muchos consideran una de las mejores creaciones de Rafael Pombo, a pesar de ser duramente juzgado por la Iglesia y por los sectores conservadores, ya que crítica el concepto de Dios y de religión. Al respecto, el poeta Rafael Maya escribió: «Es Pombo un verdadero torbellino cósmico en el que el polvo de la tierra se mezcla a la ceniza de los sepulcros y al incienso de los santuarios, para subir en columna vertiginosa a las alturas impasibles.»

Rafael Pombo también es autor de una selección de poemas románticos como De noche, Preludio de primavera y Noche de diciembre.

Para muchos este autor era un hombre de amplia cultura universal, aficionado a la música y a las bellas artes. Además que era un ávido lector, dejando siempre los libros de su biblioteca llenos de anotaciones y observaciones. Todo este alto nivel de cultura estaba entremezclado con la música popular, la cual se observa en muchas de sus poesías.

20121205124928

Rafael Pombo y una de sus más importantes creaciones literarias, El Renacuajo Paseador

Fue premiado en una ceremonia de coronación como Poeta Nacional de Colombia, en un homenaje que se le dedicó en el Teatro Colón de Bogotá el día 20 de agosto de 1905. El 6 de febrero de 1912 reemplazó a Manuel María Mallarino cómo miembro de la Academia Colombiana de la Lengua, de la que fue secretario perpetuo. Rafael Pombo falleció el 5 de mayo de 1912 en Bogotá. La ley 87 del 16 de noviembre de 1912, honró su memoria nombrándolo Gloria de las letras colombianas.

En el centro de Bogotá se encuentra la fundación que lleva su nombre. En ella niños y grandes encuentran un rincón para escapar de la realidad. La casa que queda ubicada en La Candelaria, es un lugar en donde se pierde la percepción del tiempo, donde los renacuajos usan sombrero, las mariposas aconsejan y los gatos se lavan los dientes. Creada en 1985, durante la presidencia de Belisario Betancur, la Fundación Rafael Pombo ha recibido en sus 28 años a más de dos millones de niños, especialmente de los sectores más vulnerables. Desde entonces, la fundación ha impulsado la lectura al permitir que los jóvenes se acerquen libremente a los libros, sin ningún intermediario, dejando que ocupen el espacio como les parezca. Así los pequeños echan a volar su imaginación sin nada que los ate al suelo.

logo fundacion rafael pombo

Esta Fundación y los libros que él dejó, sirven para recordarlo, para conmemorar una vez más a este escritor que hoy por hoy sigue haciendo parte de todas las bibliotecas de nuestro país. Es una invitación para leerlo y para que los que lo han leído lo relean y disfruten de ese mundo donde el Gato con botas, El renacuajo paseador, La pobre viejecita, Simón el bobito y otros alegran la vida de los niños a través de sus historias, porque al leer a Rafael Pombo todos volvemos a ser niños.

Fundación Rafael Pombo

Cartilla interactiva para niños sobre Rafael Pombo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s